Text Size: A A A

Pie pendular o caído y marcha en estepaje

El pie pendular o caído describe un trastorno neuromuscular (nervio y músculo) anormal que afecta la capacidad del paciente de levantar el pie a la altura del tobillo. El pie pendular se caracteriza además por una incapacidad de apuntar los dedos del pie hacia el cuerpo (dorsiflexión) o mover el pie a la altura del tobillo hacia adentro o hacia afuera. La pérdida de funciones puede estar acompañada por dolor, debilidad y entumecimiento.

Caminar se convierte en un desafío debido a la incapacidad del paciente de controlar el pie en el tobillo. El pie parece blando y el paciente puede arrastrar el pie y los dedos al caminar. Los pacientes con pie pendular, por lo general, tienen un andar exagerado o con pasos muy altos llamado "marcha en estepaje".

Pie pendular o caído: Un síntoma
El pie pendular no es una enfermedad sino un síntoma de un problema subyacente. Dependiendo de la causa, el pie pendular puede ser temporal o permanente. Muchas veces el pie pendular es causa de una lesión al nervio peroneo profundamente dentro de la columna lumbar y sacra. El nervio peroneo es una división del nervio ciático. El nervio peroneo viaja a lo largo de la parte externa de la parte inferior de la pierna (debajo de la rodilla) y se ramifica en cada tobillo, pie y en los dos primeros dedos. Inerva o transmite señales a los grupos musculares responsables del movimiento y la sensibilidad de los tobillos, los pies y los dedos.

Nervio peroneo: Causas de lesión
El nervio peroneo es susceptible de diferentes tipos de lesión. Algunas de éstas son la compresión del nervio por una hernia de disco lumbar (por ej., L4, L5, S1), trauma en el nervio ciático, espondilolistesis, estenosis espinal, lesión en la médula espinal, fracturas óseas (piernas, vértebras), apoplejía, tumor, diabetes, laceraciones, heridas con armas de fuego o lesiones de tipo aplastamiento. El pie pendular se encuentra en pacientes con esclerosis lateral amiotrófica (ELA), esclerosis múltiple (EM) y mal de Parkinson. A veces, el nervio peroneo se lesiona cuando se estira durante una cirugía de reemplazo de cadera o rodilla.

Diagnóstico apropiado de la causa subyacente
El proceso de diagnóstico incluye una evaluación integral de los síntomas del paciente, historias clínicas actuales y pasadas, exámenes físicos y neurológicos, estudios de imágenes como las IRM (imagen por resonancia magnética) y electromiogramas (EMG). El especialista en columna debe determinar la causa del pie pendular antes de formular un plan de tratamiento.

Tratamiento de pie pendular
El tipo de tratamiento depende de la causa subyacente al pie pendular. Algunos pacientes pueden someterse a una ortesis de tobillo y pie, aparato ortopédico o férula que quepa en un zapato para estabilizar el tobillo/pie. En el plan de tratamiento terapéutico físico del paciente puede incorporarse entrenamiento de la manera de caminar.

La cirugía puede ser una opción para corregir o aliviar el problema subyacente que causa el pie pendular. Por ejemplo, si una compresión del nervio por una hernia de disco lumbar provoca el pie pendular, entonces, es posible que sea necesario un procedimiento quirúrgico en la columna, que se llama discectomía (extracción del disco), para aliviar o "descomprimir" el nervio.

En algunos casos, el pie pendular es un problema complejo. Determinar la causa subyacente del pie pendular es una de las primeras consideraciones del médico.

Updated on: 12/10/09

You may be interested in these related articles:

Cancel
Delete