Medicamentos e inyecciones espinales para la estenosis espinal

Ilustración de una inyección espinalA menos que los síntomas sean muy graves, su médico preferirá probablemente comenzar su tratamiento con medicamentos.

Usted probablemente esté de acuerdo con esto: el objetivo principal es aliviar el dolor y la inflamación. Los calmantes tales como acetaminofeno (Tylenol®) pueden controlar el dolor, pero no tienen efecto alguno sobre la inflamación.

Si usted desea combatir tanto el dolor como la inflamación, puede considerar los antiinflamatorios no esteroides (AINE). Estos productos alivian el dolor y también reducen la inflamación y la hinchazón. Las AINE incluyen las aspirinas, el ibuprofeno (Advil™ o Motrin®), la indometacina y el naproxeno.

Si sufre un caso grave de estenosis espinal, el médico puede inyectarle un corticosteroide en el flujo espinal que rodea la médula espinal y las raíces nerviosas. Esto puede denominarse inyección epidural de esteroides. Esta inyección apunta al espacio epidural, que está alrededor de la membrana que cubre la médula espinal y las raíces nerviosas. Los nervios viajan a través del espacio epidural hacia el cuello, los hombros, los brazos y las piernas. Si una raíz nerviosa se inflama en el espacio epidural, usted puede sentir dolor.

La inyección epidural coloca un antiinflamatorio en el espacio epidural para reducir la inflamación en las raíces nerviosas. Puede brindar un alivio total y permanente o puede reducir el dolor durante varios meses.

Los corticosteroides pueden ser especialmente útiles para tratar los dolores que se irradian por la parte trasera de la pierna. Muchas personas sienten un alivio casi inmediato con estas inyecciones. Pero los corticosteroides pueden tener efectos colaterales significativos. Si bien no son frecuentes, debería conocer los riesgos y conversarlos con su médico.

Entre los efectos colaterales potenciales de los corticosteroides se encuentran:

  • aumento del dolor en la zona en que recibe la inyección;
  • fiebre posterior a la inyección (si es mayor que 101ºF durante más de 24 horas, debe informárselo a su médico);
  • ansiedad;
  • aumento de peso;
  • dificultades para dormir;
  • aumento del azúcar en la sangre (aún más en gente que sufre diabetes);
  • presión sanguínea elevada;
  • reducción de la capacidad para combatir infecciones (aún más en gente que ya tiene una infección);
  • úlceras estomacales;
  • daño a los huesos en las articulaciones grandes, como las caderas (esto se denomina necrosis avascular);
  • cataratas.

Después de recibir una inyección epidural, llame inmediatamente a su médico si:

  • tiene problemas para controlar la vejiga y/o los intestinos;
  • pierde sensibilidad y/o movilidad en los brazos o piernas;
  • sufre dolores de cabeza terriblemente dolorosos cuando se sienta o está de pie y la única forma de calmarlo es recostándose;
  • tiene un dolor extremo que no se va cuando intenta combatirlo de las maneras tradicionales (por ej., medicamentos de venta libre).

Debido a estos graves efectos colaterales potenciales, la mayoría de los médicos limitan la cantidad de inyecciones que reciben los pacientes. La cantidad real de inyecciones que recibe un paciente está determinada por muchos factores. Asegúrese de hablar con su médico sobre este tema.

Updated on: 03/30/16
Continue Reading
Cirugía para la estenosis espinal
SHOW MAIN MENU
SHOW SUB MENU
Cancel
Delete
Continue Reading:

Cirugía para la estenosis espinal

La mayoría de los pacientes con estenosis espinal responden bien a los tratamientos no quirúrgicos (como la medicación), así que es posible que no necesite someterse a una operación.
Read More