Cirugía para la estenosis espinal

Macho con el doctor del paciente quirúrgico en la procedenciaLa mayoría de los pacientes con estenosis espinal responden bien a los tratamientos no quirúrgicos (como la medicación), así que es posible que no necesite someterse a una operación. Sin embargo, hay situaciones en las que es posible que prefiera someterse a una cirugía:

  • ha probado con tratamientos no quirúrgicos que no han tenido éxito;
  • ha sufrido dolores intensos durante un tiempo prolongado;
  • sufre radioculopatía, término médico usado para describir el dolor, el entumecimiento y el hormigueo en los brazos y piernas;
  • ha perdido la sensibilidad en los brazos o las piernas;
  • la fuerza motriz en sus brazos o piernas ha disminuido;
  • ha perdido el control de esfínteres.

Uno de los objetivos principales de la cirugía de estenosis espinal es liberar el área para la médula espinal y/o las raíces nerviosas. Esto se llama descompresión. Al darles más espacio a la médula espinal y las raíces nerviosas para pasar, el cirujano espera disminuir el dolor provocado por la inflamación en los nervios.

Otro de los propósitos de esta cirugía es aumentar la fuerza motriz de brazos o piernas. Si usted ha perdido la sensibilidad en los brazos o las piernas, el cirujano intentará restaurarla.

Por lo general, los cirujanos usan dos técnicas quirúrgicas para la cirugía de estenosis espinal:

  • descompresión, donde se extrae el tejido que oprime la estructura nerviosa haciendo más espacio en el canal vertebral (para la médula espinal) o en el foramen (para las raíces nerviosas); y
  • estabilización, donde se intenta limitar el movimiento entre vértebras.

Cirugía de descompresión
Para eliminar el tejido que ejerce presión sobre un nervio, el cirujano de columna puede realizar uno de los siguientes tipos de cirugía:

Foraminotomía: si una parte del disco o un espolón óseo (osteofito) están ejerciendo presión sobre un nervio donde sale de la vértebra (a través de una salida llamada foramen), puede hacerse una foraminotomía. Otomía significa "hacer una abertura". Por lo tanto, una foraminotomía es agrandar la abertura del foramen para que el nervio pueda salir sin ser comprimido.

Laminectomía: en la parte posterior de cada vértebra, hay una placa ósea que protege el canal vertebral y la médula espinal que se llama lámina. Puede estar oprimiendo su médula espinal y por eso el cirujano puede hacer más espacio para la médula quitando una parte o la totalidad de la lámina.

Laminotomía: de manera similar a la foraminotomía, una laminotomía agranda una abertura, esta vez en la placa ósea que protege el canal espinal y la médula espinal (la lámina). La lámina puede estar ejerciendo presión sobre un nervio; el cirujano puede hacer más espacio para los nervios con una laminotomía.

Cirugía de estabilización
No todas las personas que se someten a una cirugía de estenosis espinal necesitarán estabilización, también denominada fusión espinal. Es particularmente útil en los casos en que una o más vértebras se han deslizado de su posición correcta, lo que provoca la inestabilidad (y el dolor) de la columna. La necesidad de estabilización también depende de la cantidad de vértebras en las que necesita trabajar el cirujano. Por ejemplo, si el cirujano necesita quitar la lámina (con una laminectomía) en múltiples vértebras, la columna estará inestable sin esas estructuras. Usted necesitará someterse a una fusión espinal para estabilizar la columna.

La cirugía de estabilización es muy común desde hace muchos años. Puede hacerse sola o en simultáneo con la de descompresión. En la estabilización, el cirujano crea un entorno en que los huesos de la columna se fusionan con el tiempo (por lo general, después de varios meses o más). El cirujano usa un injerto óseo (generalmente con huesos de su propio cuerpo) o una sustancia biológica (que estimulará el crecimiento del hueso). El cirujano puede usar instrumentos espinales (alambres, cables, tornillos, barras y placas) para incrementar la estabilidad y ayudar a fusionar los huesos. La fusión detendrá el movimiento entre las vértebras brindando estabilidad a largo plazo.

¿Cirugía abierta o cirugía mínimamente invasiva?
Si la cirugía se realiza a través de una incisión relativamente grande en la espalda, se la denomina abierta. Otra opción es la cirugía mínimamente invasiva, que se logra a través de varias incisiones pequeñas. El cirujano usará una cámara diminuta e instrumentos quirúrgicos muy pequeños.

Sin embargo, la cirugía minimamente invasiva no es para todos. Si su cirujano necesita trabajar en muchas vértebras, probablemente usted deberá someterse a una cirugía abierta.

Riesgos
Como con cualquier operación, hay riesgos involucrados en la cirugía de estenosis espinal. Su médico le hablará sobre los riesgos potenciales antes de solicitarle que firme el formulario de consentimiento quirúrgico. Entre las complicaciones posibles se pueden nombrar:

  • riesgos generales por anestesia;
  • lesiones en la médula o nervios espinales;
  • la no curación de la fusión ósea (seudoartrosis);
  • no se logra la mejora;
  • rotura/ falla de los instrumentos;
  • infección y/o dolor en el lugar del injerto óseo.

Recuperación de la cirugía de estenosis espinal
Después de la cirugía, no va a estar mejor instantáneamente. Muy probablemente podrá levantarse dentro de las 24 horas posteriores y deberá tomar medicamentos para el dolor durante 2 a 4 semanas. Después de la cirugía recibirá instrucciones sobre cómo sentarse, levantarse y estar de pie con cuidado. Es importante darle tiempo al cuerpo para que se cure, así que probablemente el médico le recomiende que restrinja sus actividades: en general, no debe hacer nada que haga mover demasiado la columna. Debe evitar los deportes de contacto, retorcerse o levantar pesos grandes mientras se recupera.

Después de la cirugía, esté alerta. Informe a su médico sobre cualquier problema inmediatamente; por ejemplo, fiebre, aumento de dolor o infección.

Uno debería cuidar muy bien de su cuerpo y tener hábitos saludables siempre, pero se debe mantener sano especialmente después de una cirugía. Debería:

  • seguir el plan de tratamiento que le indica el médico; hacerse controles regulares;
  • sentarse y estar de pie de manera adecuada;
  • aprender a levantar peso correctamente;
  • ejercitarse de manera regular (el ejercicio aeróbico de bajo impacto es especialmente bueno, pero antes consúltelo con su médico);
  • usar equipo deportivo adecuado;
  • lograr un peso saludable y mantenerlo;
  • comer alimentos sanos (una dieta bien balanceada, baja en grasas, rica en frutas y vegetales) e incorporar suficiente calcio;
  • dejar de fumar;
  • evitar el consumo excesivo de alcohol.

Y tómeselo en serio: los resultados de la cirugía para corregir la estenosis espinal suelen ser buenos. Generalmente, entre un 80% y un 90% de los pacientes logran aliviar su dolor después de la cirugía.

Updated on: 03/30/16
Continue Reading
¿Qué es la estenosis espinal?
SHOW MAIN MENU
SHOW SUB MENU
Cancel
Delete
Continue Reading:

¿Qué es la estenosis espinal?

Para comprender la estenosis espinal necesitamos primero una lección de griego: estenosis significa "estrechamiento".
Read More