Text Size: A A A

Anatomía de la espondilolistesis

La espondilolistesis (desplazamiento de una vértebra hacia adelante por sobre la que se encuentra debajo) puede provocar dolor y alterar su aspecto. Por ejemplo, dependiendo de cuán avanzada esté la espondilolistesis, puede hacer que su abdomen sobresale, el torso parece más corto, tiene la espalda hundida (esto sucede cuando la parte baja de la espalda se curva demasiado hacia adentro) y hasta puede causar un caminar como de pato. Para comprender mejor de qué manera la espondilolistesis afecta su cuerpo, es útil tener un conocimiento exhaustivo de la anatomía básica de la columna.

La espalda, o columna, está compuesta de muchas partes. La columna vertebral, también conocida como espina dorsal, proporciona apoyo y protección. Se compone de 25 vértebras. Hay discos entre cada vértebra que funcionan como almohadillas o absorbentes de impacto. Cada disco está compuesto de una banda exterior en forma de neumático llamada ánulo fibroso, y una sustancia interior gelatinosa llamada núcleo pulposo. Juntos, las vértebras y los discos proporcionan un túnel protector (el canal vertebral) para albergar la médula espinal y los nervios espinales. Estos nervios recorren el centro de las vértebras y salen hacia varias partes del cuerpo. En la espondilolistesis, una vértebra se desliza hacia adelante sobre la vértebra que se encuentra debajo; esto sucede con más frecuencia en la parte baja de la espalda, también llamada columna lumbar.

partes de la columna

En la parte posterior de la columna hay articulaciones llamadas articulaciones facetarias. Funcionan como bisagras y permiten que la columna se mueva en diferentes direcciones. Las superficies movibles de las articulaciones están cubiertas por cartílago.

La espalda también tiene músculos, ligamentos, tendones y vasos sanguíneos. Los músculos son hebras de tejido que funcionan como fuente de energía para el movimiento. Los ligamentos son bandas de tejido fibroso fuertes y flexibles que unen los huesos entre sí y los tendones conectan los músculos a los huesos y discos. Los vasos sanguíneos proveen el alimento. Todas estas partes trabajan juntas para ayudarlo a moverse. Cuando le diagnostican espondilolistesis, estas partes pueden tensionarse y doler, debido al deslizamiento del disco. Consulte a su especialista en columna para aprender qué debe hacer para comenzar a sentirse mejor.

Updated on: 12/10/09
Cancel
Delete
Continue Reading:

Síntomas de la espondilolistesis

Mucha gente con espondilolistesis no tiene síntomas.
Read More